Como un Atlas de los cincuenta

74402261

20 junio 2017

    Expedito Catalá Monzó      10 de junio a las 13:57 ·

Los desiertos de la esperanza se te brindan como un Atlas de los cincuenta, deseado y lejano aunque, siempre, de modo perverso, como la barra de un bar de copas que aparece sin que te des cuenta de como ha sido posible llegar hasta ahí. Nadie quiere sentarse a la derecha del mal, todos ansían frotarse con el poder aunque les rompa el corazón y el de su mitad mas ansiada.

Yo no se que tendrá aquello que muchos persiguen si con ello pierden la oportunidad de tener vida propia y , a veces, solo vida. Todos tenemos esa otra mala mitad, un lado oscuro donde yace todo lo malo, donde alimentamos todo lo que deseamos sin importarnos ni como, ni por cuanto, pero es, quizás, cuando se encuentran las dos y una de ellas le pasa cuentas a la otra cuando suenan las trompetas del delirio. Pero aun es peor y, desde luego, bastante comprometido, saber cual de ellas es una y cual es la otra, ese, sin duda, sí es un gran problema. Si os pasa, id con cuidado, en acertarlo o no, nos fue y nos va, la vida.

Imagen: Raymond Depardon



Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

El Nefasto Poder, el culo, y el resultado es lo que vale


Guy BourdinFijaros bien: Esa imagen, sí pinta algo aquí

20 junio 2017

Si, recuerdo que yo me sentía mas listo que nadie o eso me parecía, pero, realmente, lo que me pasaba es que me resultaba muy difícil estar bajo el mando de quien me parecía no tener npi de nada de lo que yo si sabía. Recuerdo un buen día, allá por el año 90, cuando se me ocurrió, estando yo como delegado de Vallehermoso S.A. en Alicante,  proponer la compra de una finca en la Calle Campos Vasallos, en el centro de la ciudad, claro, cuando el entonces Antonio Amusátegui, que como único mérito profesional era el de ser hermanísimo del Presidente del Banco Central Hispano, dueño, a la sazón de Vallehermoso S.A., pero como es habitual, ostentaba el valorado cargo de Vicepresidente de la tan querida y olvidada Vallehermoso S.A. Decía, pues, que al tal Antonio, se le ocurrió venir a Alicante a dar una demostración de su sabiduría inmobiliaria y valorar sobre el terreno la propuesta de compra de ese novel y picantoso delegado, cual era el Enrique de Alicante. Para ser breve, cosa que no consigo casi nunca, diré que al tal Antonio se le ocurrió cargarse la compra de tan valorada finca porque en una fórmula de bolsillo que se sacó de su infusa e ignorable sabiduría inmobiliaria, decidió que no encajaban los números a pesar de mis 43 folios que sí amparaban la compra, entre ellos los de un estudio completo y uno de mercado realizado por empresas especializadas en la investigación de mercado que apoyaban los precios que sugerían mi estudio. Lo que mas me sorprendió y, curiosamente, me sirvió de gran experiencia para mis otros éxitos en el futuro aunque no con tan entrañable personaje como juez, fue la entonces para mi incomprensible actitud de mi Jefe directo, el Director General de Promociones, Agustín Barbón, quien, aún y apoyando el proyecto a muerte, en un alarde de sabiduría me dijo: “Cállate, Enrique, ese no es el camino”. Con el tiempo, cada vez más, admiré mas y mas, ese comentario que a modo de regañina me lanzó mi amigo y querido jefe, Barbón …

Ese día aprendí que el poder lo tiene quien lo ostenta y si quieres acercarte al pelo de su seso, aunque sea con arcadas, o los pasas por las armas o lo manipulas y yo no os voy a contar cual escogí pues, seguramente, cada cual tiene su opinión sobre el asunto y, como siempre, antes de meterme en otras consideraciones, bastará con decir que lo importante es salirse con la suya o con la tuya, depende de que lado estés, lo importante es que los proyectos salgan adelante y, ah, no te creas nunca en posesión de la verdad, lo que importa, finalmente, es solo el resultado, si, pero yo con los años añadí que eso era así si el fin era bueno . ¿Me he explicado bien? – Si la respuesta es NO, entonces leeros los tres primeros pasajes de la Biblia. Eso puede ayudar aunque nada tenga que ver ni con Quevedo, ni con esta bloguería.
 
 


Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Que deprisita se pasa la vida

19 junio 2017
tu foto del perfil, La imagen puede contener: 1 persona, gato Expedito Catalá Monzó       9 de junio a las 16:58 ·

Las buenas noches siempre son un preludio del mal día. Hay quien se alimenta de la noche y hay quien solo la quiere para maltratarla.

“Ay, mi amor, sin ti no entiendo el despertar. Ay, mi amor, sin ti mi cama es ancha. Ay, mi amor que me desvela la verdad… Entre tú y yo, la soledad y un manojillo de escarcha.”

Sí, estaba acariciando la letra de esa preciosa, triste y enamorada canción de amor, si, la de Curro El Palmo, cuando he vuelto a pensar en todo aquello que mata las ilusiones de muchos y que estropea el páncreas de quien no sabe encontrar convenir consigo mismo, sus males y sus verdades. La realidad y los años, ay los años, nos devuelve la cordura, esa cosa tan desagradable en la que ya todo te parece poco importante, cuando no hace mucho hubieras matado por un amor mal interpretado o por una razón no concedida.

El tiempo pondera los resaltes del alma y cicatriza casi toda las heridas, ya no te hacen reír los chistes de putones desorejados, ni te molesta que te hablen de usted las de veinticinco. Todo ha pasado en un santiamén, casi como las noches de fiesta, que deprisita se pasa la vida, qué deprisita parece acabarse todo ¿verdad?, pero no es del todo cierto, la vida se acaba cuando no tienes ilusiones que cumplir para mañana y yo, igual que tú, aunque aún no lo sepas, tienes mucho que hacer mañana, casi tanto como hiciste ayer con esa vida loca. Esta, una de las mías, va por ti amigo y amiga, que estás ahí, como yo, esperando que sea mañana para poder volver a empezar.

.


Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Experiencia, sensualidad … experiencia #etarrago

Origen: Experiencia, sensualidad … experiencia | Las Cosas de Enrique #etarrago


18 junio 2017
 
– Cuando llegaba el mes de junio, allá por los 60, parecia como si el mundo hubiera cambiado de cara. Se terminaban las clases, empezaban las verbenas, venían los primeros día de la Playa o baño, allá en mi Baños San Sebastián de mi Barceloneta querida, mientras la floreciente sensualidad juvenil empezaba a marcar los primeros y sorprendentes manifestaciones y algunos combates. Ahora no es lo mismo … pero casi, sí, solo cambian las formas, la manera de percibir el cambio y las propias maneras de afrontarlo.
 
– Mientras amanecía mi día de hoy y, añorando o valorando aquellos Junios del ayer, eso sí,  sentado devotamente en el último banco de mi Parroquia, esperando oír las campañillas de anuncio de la entrada de mi cura favorito para honrarnos con la Misa del día, y mientras conversaba con la inefable y amantísina del Señor, Doña Virtudes, un aroma embriagador que se deslizaba ante mi olfato lateral derecho de buen sabueso cual fui, hizo que me girara cual si fuera un mecánico resorte y ahí estaba ella … mi “donna inmortale”, esa extraña y bella mujer que a sus inmortales setenta luce un cuerpo, una elegancia y una sensualidad impropia del momento, del lugar y hasta de la década.  
 
– Conclusión impropia, (solo para jóvenes), de un decente españolito de a pie, cuasi setentón y con muy pocas plumas para afrontar cualquier combate que no sea el semántico, diré  que  … “Desde la última fila siempre se ve mucho mejor cualquier espectáculo por muy irreal que nos parezca” … y, ah, además, diré  algo mas contundente … “La experiencia es algo que, aunque se le de el grado, solo es reconocida cuando te acuestas con ella cada día”. 
 .
Enviado desde mi universo-e,  mi viejo aunque no olvidado Note 3


Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Les quedan calamares a la romana?

18838806_10210344512503955_8119351534944786952_n

18 junio 2017

Estaba deseándolo, contaba las horas como hacía Sabina después de romper los cristales del Banco Hispanoamericano; me acuerdo que me quitaba el bañador llegando casi a la línea del mar y saludaba con él en mano … y ella me decía …¡¡¡ Estas loco !!!; compraba una bolsa mediana de papas fritas, de papel de color verde trasparente, y las deleitaba una a una; nos sentábamos en la Plaza Real y mientras dejábamos que las palomas dejaran caer sus excrementos como si de una lotería se tratara sobre nuestras cabezas, me metía entre pecho y espalda uno de esos fabulosos tanques de cerveza rubia y fría como una cama sin pareja, y mientras creía estar ya dispuesto a morir dada la magnitud de la dicha conseguida, aún me atrevía a decir … “¿ Les quedan calamares a la romana? Luego … luego empezamos  a soñar, a crecer, a vivir … a ser felices, ese era nuestro mundo.

Feliz domingo.



Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

Let’s Twist Again, más de 50 años después #etarrago

Origen: Let’s Twist Again, más de 50 años después | Las Cosas de Enrique #etarrago

17 junio 2017

Estaba viendo el partido de los domingos en el comedor de la Casa de Enrique, el Micó, que era una de esas preciosas casas bajas que aún hoy, creo, siguen en pie y que eran nuestra alegría allá por los 60 en el Pasaje San Pablo, frente al Hospital de Sant Pau. Serían ya las ocho y media y decidí bajar al sótano donde estaban todos celebrando uno de esos pintorescos guateques de la época. Bájate a la fiesta, Enrique – me decía la madre del Micó – por mucho que te guste el fútbol, tú eres muy joven y debes estar de fiesta con ellos, insistía. Bajé, si, y allí me vi poniendo los discos tan ricamente, mientras los otros daban saltos o cosas parecidas con el  Let’s Twist Again, una canción del 61, en la versión de Richard Anthony, que es la que a mi me pirraba y, además, me daba con ello un aire de tío moderno y singular y muy reacio a eso de ir detrás de las niñas porque sí. 


Luego lo de moda excitante como el Black is black de Los Bravos y otras de los Kinks que también me pirraban, pero todos iban locos porque les pusiese el Strangers in the night de Sinatra a la que se enteraban que la madre del Micó había salido a hablar con la vecina. Mientras ponía los discos, levanté la vista, varias veces, para ver a una pícara pelirroja que, flequillo en frente y risa burlona, era el centro de atención de mis “colegas” mientras bailaba y hablaba con un don sobrenatural. 


Lo curioso es que hoy, con alguna dificultad, eso si, y pasados ya más de 50 años desde aquella fiesta, seguimos haciéndolo y, también, desde entonces nunca me he separado de esa pícara y feliz pelirroja que me ha dado la vida.
 
Feliz fds,  amigos.



Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

Simplemente ser

31

Fotografía de Jeanloup Sieff

17 junio 2017

Nunca nada peor que no sentirse libre para … para todo; para amar, para trabajar, para emprender, para sentir, para simplemente ser …



Publicado en Sin categoría | 4 comentarios