El cielo y la incertidumbre de su existir

Fotografía de etf,

11 junio 2022

– Sentado, descansando de mi recorrido matinal y mientras buscaba el sol para que azotara mi maltrecha faz en busca de la necesaria vitamina D que tanto pregona mi médico que debo buscar, me fijé en la preciosa vista que el cielo se ofrecía ante mí.

– Me pregunté si era posible que fuera el cielo, (de existir para los incansables pecadores), quien me llamara.

– Sonreí cuando me pareció escuchar tras de mí una nueva pregunta: ¿Será tan bello como aquí se ve?

– Recodé aquella vieja frase de Benedetti: «La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar.»

@etarragó

Acerca de etarrago - etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El cielo y la incertidumbre de su existir

  1. Clamamos al cielo como remedio a nuestros males y nuestro desasosiego sin saber que «el cielo» existe también a nuestro lado, solo que no sabemos verlo. Quizás este de aquí no nos de la necesaria vitamina D, pero sí hará que germine la buscada y ansiada F… y además sin pétalos que deshojar. Feliz sábado.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.