Adiós Elisa

27 julio 2021

– Tuve una premonición en el último pasaje de mi sueño madrugador de hoy. Al poner la mano en boca, sentí el aire liberador y descubrí que no se cumplió.

– A continuación tuve que despegar, me esperaban en el taller. Algo iba mal en las luces de mi viejo rockero.

– El rey de los motores me resolvió el problema, pero antes la directora de las relaciones con el exterior del taller pudo demostrarme cual es su función y su diploma de honor.

– Elisa, que así se llama la linda chica, me habló de vacunas, (ayer le pusieron la segunda dosis), de trabajo, (veinte felices años en ese concesionario), de su vida, (casa, sueldo y sin deudas), de sus amigos, y de muchas cosas más. Me puso un café expreso que ella sabe hacer de maravilla en una de esas infernales máquinas que hay allí en la bonita sala de espera a la que hay que hablarle, (a la máquina de los cafés), como si fuera un estudiante de Oxford. Una chica feliz.

– Estuvimos charlando y riendo sin parar en una agradable charla, tanto, que deseaba que el rey de los motores no reparara a mi viejo 7.

– Me hablaba de todo y de nada, estábamos absortos en el momento, pero al preguntarle por qué nunca me hablaba de su hombre, se hizo un gran silencio. Se puso muy seria, triste, y sus ojos enrojecieron. “No, Enrique, no tengo hombre, lo sé, nunca hablamos de ello. No lo hay, no, no hay hombre para mi. y seguramente no lo habrá nunca”. Me cogió de la mano, sonrió, se levantó y con un … “me necesitan, te dejo, dime adiós cuando te vayas”, salió huyendo.

– Me quedé un largo tiempo, (hasta que me llamaron para que recogiera el coche), y estuve pensando en Elisa en ese hombre que ya no espera o quizás ya lo tuvo y salió herida. Me llamaron y me levanté, al fondo, detrás del mostrador estaba ella, me quedé mirándola hasta que ella alzó la vista …. sonrió y me lanzó un gesticulante y silencioso adiós. Adiós Elisa, adiós mundo, mundo que cada vez entiendo menos…. adiós.

http://es.gravatar.com/etfreixes

Acerca de etarrago - etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Adiós Elisa

  1. Preciosos momentos y preciosos silencios también …
    Un abrazo, Enrique 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Lo que tu cabeza pergeña cada vez que descubres como escribir una emotiva y bella historia. Sea de lo que sea, donde y con quien, da igual. Un placer siempre. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .