No me lo dijo

33. Paris, 1971. Eugene Ionesco durante un ensayo de Oh, Calcuta (1)

Fotografía de Marc Riboud  – (Jugando a médicos)

14 mayo 2019

– Pasearte por las cuasi abarrotadas salas de espera de mi querido HSJ, es un placer que, no siendo deseable por razones de obligatoriedad al respecto del cuidado de la salud, son siempre un respaldo a la necesidad que todos tenemos de decirnos, de vez en cuando y cuando más lo necesitamos, “Virgencita que me quede como estoy”.

– Buscar el delito de ser viejo en las tertulias del quiosco de prensa más curativo, intelectualmente perverso y coqueto de toda La Playa SJ, es algo que debiera estar penado por alguna Ley para todos aquellos que se burlan de ellos, (de los viejos), que no dejamos pasar a los usuarios con prisa y ávidos de revistas sobre el culto al body, de tías y tíos en bolas, y de eso que se llama “Revistas del corazón” y que acaban refunfuñando e increpando en silencio y cara de demonio,  a los amantes del diálogo de ancianos de buen ver con un: “Coño, no tenéis donde ir viejos dlc que tenéis que estar aquí jodiendo siempre al personal que viene de compras”.

– En la cola del pan, Doña Virtudes, (la que nos ofrece las pastas en la Sacristía de mi Iglesia favorita), se cabrea porque nunca le guardan la barrita de pan integral que ella necesita para justificar que se porta bien y que su gordura es solo un castigo de Dios por haberse portado mal en su juventud. “Es que Dios os ha robado la memoria, almas del diablo” – le dice la Doña de las pastas a la pobre y sesentona panadera que, por cierto, está de muy buen ver.

– Por último y para no aburrir a las merinas, diré que por fin pude ver una ecografía de mis partes más íntimas en estado puro, de pureza, y yo, que me alegré bastante, le dije al urólogo: “Sabe Doctor, cada día le quiero más por lo bien que me explica las cosas” … y el hombre, (aún joven), me sonrió con cara de estar viendo a alguien que empieza a estar muy gagá y dándome dos palmadas en la espalda me despidió con un … “Cuídese, Enrique, que la vida es corta”  y yo encontré a faltar una apostilla que no llegó tal cual yo hubiese querido … “y  a usted aún le queda mucho por disfrutarla” … pero no me lo dijo. Otro día será – pensé … ¿O será otra cosa?

 

https://es.gravatar.com/etfreixes1949

Acerca de etarrago - etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No me lo dijo

  1. Mientras sigamos paseándonos por esos largos pasillos y casi estorbando en la cola del pan o la prensa bien está…aunque no nos digan esa apostilla que deseamos. Un abrazo fuerte querido amigo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .