Historias de ese otro amor, amor puro y duro

carmen1d

Carmen Dell’Orefice

20 enero 2017

“Verás, Enrique, decidí apuntarme a un curso de los de la Universidad, para viejos, y allí conocí a Berta, una simpática valenciana de Benifalló, de la que me hice muy amigo. Ella me llevó a una asociación de ‘voluntarios contra el hambre y ayuda a la indigencia’ y me apunté a la campaña de invierno. Como soy o fui, experto en RRHH me mandaron a conversar con gente en situación difícil y de ahí, en una larga noche, en uno de esos horribles cajeros del SABADELL-CAM, conocí y ayudé a una mujer que le había pasado de todo. Abandonada por los hijos, exempresaria del calzado, embargados y subastados todos sus bienes, sin amigos, pues le repudiaron cómo si tuviera la lepra y un marido que murió en un accidente de coche en la carretera del Saler, mientras celebraba, de copería en copería, un fiestón clásico de esos frustrados machos ibéricos, nuevos ricos, con mujer empresaria de éxito. Ella no supo o no quiso, superarlo y se abrazó al mundo de la indigencia. Estuve tres noches con ella … hablamos, hablamos mucho, nos comprendimos y, al cuarto, conseguí que viniera a casa a ducharse, a asearse y a sentirse querida, a darle calor. Eso fue antes de Navidad. Ahora vive conmigo, no sé si seguiremos juntos mucho tiempo, pero estamos felices, juntos y sin plantearnos nada más que el presente. No sé si la quiero, pero sé que yo le doy vida y ella … me la da mi. Estamos y somos, felices así … no queremos más. Pensé que, antes de que ella volviera del Hospital, (tiene un grave problema sobre la calidad de sus huesos, por el largo período de vida en la calle), pasaría por aquí para contártelo, tú siempre te preocupaste por mi y sabía que te encontraría tomando tu café de madrugada. ” ….

… y a mí me sigue partiendo el alma que me cuenten historias así, historias de amor puro y duro, aunque me hagan llorar cuando nadie me ve.




enriquetarragófreixes



Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Historias de ese otro amor, amor puro y duro

  1. Sé de historias parecidas o casi. Y el corazón se te parte aún más cuando se trata de niños. Niños con enfermedades graves que desde que nacieron, abandonados por sus progenitores no han visto otra casa que el hospital. Los mayores al fin y al cabo mal que bien pueden valerse, pero los pequeños…Algún día voy a intentar hacer como tú darle forma y escribir, una en particular sobre todo. El mundo y la vida para algunos no es cruel, es déspota a rabiar. Llorar en soledad es bueno. Buena y feliz tarde de viernes.

    Le gusta a 1 persona

  2. Javi B. dijo:

    Vaya historia, Enrique. De las que reconfortan el corazón. Ojalá conociera algún caso parecido, pero abundan tan poco.

    Llorar, junto a escribir, es de las actividades más reconfortantes que uno puede hacer.

    Un abrazo y buen fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    • etarrago dijo:

      Lo cierto, querido amigo-e Javi, que gracias a mi querida DFEH, paso muchas horas por los hospitales y en esas salas de espera, la de los hospitales, conoces a gente extraordinaria. Una suerte.
      Un abrazo de sábado

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s