Arreglando el cuarto de los trastos perdidos #etarrago

30 diciembre 2016
 
Parecía una buena idea y lo fue, cuando en plena noche decidí bajar a ordenar mi viejo trastero repleto de viejas cosas, de viejos libros de aquel ayer y de tantos y tantos reproches hechos a cada vivencia en la que creía estar pecando. Viejas fotografías en b/n y otras en ese peculiar color desgastado de las de primera generación, viejas y heredadas pinturas que estaban en aquellos inolvidables lugares de esa vieja casa que me vio crecer, viejos aparatos de radio, cajas con videos grabados en formatos que hoy suenan a arqueología romana, viejos y polvorientos trofeos de no sé qué olvidada gesta profesional, ese viejo Dualette 77 que daba música a mis fiestas de los 60, esa no menos vieja Olivetti Lettera 32 bien guardada en su maravillosa funda, algún mueble viejo tapado con su blanca sábana de rigor y mucho polvo, extraordinario elemento cruel que da color y calor, a tantos y tantos recuerdos.
 
Pensé, tras un par de horas de tiempo robado al sueño madrugador, que algún día debiera bajar a quitarle el polvo a tanto recuerdo, especialmente por aquel reproche que te lanzan como cuchillos los más queridos con eso de … “Papá, cada vez que bajas a tu mundo de los recuerdos, dejas huellas por todo el recorrido”. Pero no, he decidido ya hace mucho tiempo no quitarle el polvo a nada que forme parte de mi museo arqueológico, (como así le llaman o debieran llamarle, los mios), no, ese polvo encima de mis viejas cosas le da ese color que me gusta y que ojalá pudiera dárselo a todo, cuando se trata de darle culto al pasado … a un pasado feliz, a un pasado que es feliz como pueda serlo el presente y que espero lo siga siendo en el futuro, pero darle “cancha” a eso que fue “lo nuestro” es algo que me niego a abandonar, sí, es algo que a la Sociedad del Poder vigente y, (lo más preocupante), del que viene, parecen haber olvidado por completo y eso sucede sin que nadie de los viejos rockeros que sufren la esencia de ese castigo, queramos o sepamos, reconocerlo … ni podamos impedirlo. Quizás debamos confesarnos más a menudo … dicen que ayuda.
 
Besos a todos y todas en este último viernes de año … un mejor futuro nos espera … ¿Verdad?


enriquetarragófreixes

Origen: Arreglando el cuarto de los trastos perdidos | Las Cosas de Enrique #etarrago

Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Arreglando el cuarto de los trastos perdidos #etarrago

  1. Pingback: Elige vivir … interconexiones | Mi cajón de sastre-e – @etarrago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s