Una noche extraña: Un amigo me dijo, yo también te quiero … y la pareja feliz – #etarrago


La imagen es mía pero es pura casualidad o no, no sé 
 
05 diciembre 2016
 
Y un amigo me dijo … “yo también te quiero” … y yo no me resistí para nada, y aunque lo dijo en silencio yo lo oí. Le di un abrazo de reencuentro, nos tomamos un par de copas que tenían sabor a pasado, a fiesta, a olvidadas diferencias, a tiempos de luz en imaginación sin límites … y prometimos repetirlo.
 
En otro encuentro llegó la decepción, dicen que a las personas se las conoce en los momentos extremos … en un incendio, en un accidente, ante una puerta cerrada … ante una estúpida contrariedad … pura decepción.
 
Matilde, la superviviente por excelencia, parecía que su olvidada quimioterapia le había vuelto a la cara y decidió marcharse para llorar en otro rincón donde no hubiera risas, música ni la falsa interpretación de una felicidad con fecha de caducidad a la salida del sol.
 
El bello poema de la noche lo puso un veterano chaval, muy sesentón él, con sus abundantes canas; su peinado tipo pintor trasnochado y muy estudiadamente desordenado; su metro setenta y tres – (para su edad, un chico alto); su cara siempre sonriente; su cuasi exagerada amabilidad con todo aquel que se le acerca a saludarle; las dos primeras copas de su singular Tom Collins  perfecto; su manifiesta  ansiedad por vivir aún y no sabiéndose perfecto en su condición, ni en su contrariada salud; su esencial forma de entender la amistad y su grado – (cuestión esencial); su peculiar forma de entrar y salir del Ateneo nocturno con bastón en mano izquierda al más puro estilo del Patrick Hernández y su “Born to be alive”; todo él y su pretendida forma de entender que la vida es bella si te propones que lo sea y su inexplicable soberbia, (en minúscula), a la hora de hacérnoslo creer, le hace ser un tipo odioso para algunos y muy sorprendente para otros cuando, y muy especialmente, en plena noche y sin motivo alguno, le dio un lento y discreto besazo en los morros a ese pedazo de mujer que lleva con él, justo a su lado, en los últimos cincuenta años. Yo me sentí halagado cuando me dijeron que eso era real  … y muy cercano.
 
Me encantó que alguien, sin nombrarme, a la hora del ocaso nocturno, me contara ese bello relato del que no quisieron ponerle nombres a la existencia de tal pareja imaginaria de un cuento,  pero que me encantó saber de ella, (de esa pareja feliz) … yo siempre aspiré a ello … y sigo en ello.
 

enriquetarragófreixes

Lo escribí primero ahí: http://etfreixes.blogspot.com.es/2016/12/una-noche-extrana-un-amigo-me-dijo-yo.html?m=0

Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una noche extraña: Un amigo me dijo, yo también te quiero … y la pareja feliz – #etarrago

  1. Que te digan que te quieren llega al alma y que lo haga un amigo también. Coincido contigo en cuanto a las decepciones que te llevas cuando la adversidad, sea de la naturaleza que sea, te ronda de cerca. La he vivido. Y en medio de todo la felicidad de los que aún creemos en ella. Difícil, pero no imposible. Como todo. Feliz día.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s