Amor novicio

Sigues siendo inigualable amigo Icástico … te leeré siempre desde mi rincón oculto

20161017_104405 (Large)

 

Icástico

Cada vez que me cruzaba con ella se ponía firme la cebolleta. Se rebelaba. Ojalá todos los alzamientos fueran como el que experimentaba mi mosquetón al verla. Parecía un poni en celo. No podía evitarlo. Ríos de sangre desembocaban en mi miembro dejando seco y tembloroso el resto del cuerpo.Atacadode excitación, rehén de una dictadura fálica. Un reptil impetuoso se abría paso en mi bragueta – era la sensación – desprendiendo un calor placentero que alcanzaba la cara interna delmuslo derecho. Empujaba, arremetía. En su rápido desarrolloembestía bordes, botones y costuras buscando una salida, mientras palpitaba sin control. Resultaba molesto. De inmediato buscaba yo con disimulo el modo de llevar la mano a ese volcány acomodarla; ponerla vertical, centrada, asomando su calva por la cintura del pantalón y cubierta con la holgada…

Ver la entrada original 937 palabras más

Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Amor novicio

  1. Javi-k dijo:

    Me alegra verte por aquí de nuevo, Enrique. Voy a leer la entrada de Icástico que nos recomiendas.

    Un abrazo y feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hermoso rincón oculto Enrique 🙂 besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s