Llegó, llovió … y lo pude sentir | Las Cosas de Enrique #etarrago

 
28 septiembre 2016
 
Una noche tormentosa, sí, de esas que por su escasa frecuencia, sales a la terraza a ver eso, sí, a ver simplemente como llueve. Ese olor a tierra mojada, ese ruido casi olvidado del golpeo de sus gotas  contra el suelo. Ese correr de las gentes buscando refugio y hasta ese nostálgico recuerdo de tu lejana infancia donde hacías exactamente lo mismo, maravillándote de ese sorprendente manifiesto de la naturaleza. Todo, absolutamente todo, es maravilloso y mucho más lo es el que yo, a mi edad, siga sorprendiéndome, igual que lo hacía aquel niño que fui, ante tan extraordinario suceso. 
 
Ahora, sentado en la terraza frente a la lluvia, cierro los ojos y hasta puedo desayunar como lo hacía entonces, como cuando tenía que bajar a la vaquería a por la leche, la ensaimada y la nata … ay, cuanta Imborrable belleza había en aquellos desayunos en familia … como ahora, sí, muy distintos y solo con Ella, pero igual de felices.
 
Sed felices … él día es corto, aprovechadlo pues éste ya no volverá.
 
Enviado desde S6+Edge


enriquetarragófreixes

Origen: Llegó, llovió … y lo pude sentir | Las Cosas de Enrique #etarrago

Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Llegó, llovió … y lo pude sentir | Las Cosas de Enrique #etarrago

  1. lurda55 dijo:

    Muy bonito, Enrique. Maravillarse por esa lluvia, el ruido, el olor, nos devuelve a esa inocencia. Aprovechemos…cada minuto y siendo todo lo felices que nos merecemos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. María dijo:

    Casi puedo oler y oír la lluvia, Enrique, como en los días de mi infancia. La lluvia,
    pequeñas cosas que si las sabemos disfrutar nos pueden hacer felices.
    Un beso grande, amigo mio.

    Le gusta a 1 persona

    • etarrago dijo:

      Son esas pequeñas cosas que nunca olvidamos, María, porque viven en nosotros y de un modo muy firme … ser feliz en cualquier tiempo y recordarlo, te hace aún más feliz.
      Feliz otoño, amiga.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s