Vivir … toda una suerte

19 septiembre 2016

Ser el número uno en todo es algo que no siempre sale bien y/o ni siquiera es algo que dé un gusto especial y para prueba de ello tenemos a nuestros agotadores políticos y a nuestros programas televisivos de la cinco que no son, para nada, ejemplo a seguir y/o a perseguir. Mariano, que es ese chico del Senegal de nombre impronunciable que coloca las cajas en el almacén de la cafetería del Ateneo y  que limpia sus rincones como si fuera un Cáliz, le dice a su Jefa, la Loli, tras un buen rato de estar frente a mi escuchándome, que debe ser muy grave mi enfermedad porque no entiende nada de lo que le digo. … vaya con con el Mariano, le digo yo a mi barista favorita.

Pepa, que es una excelente observadora, por eso de que fue una gran profesional de la prensa local, me dice: “Se te está haciendo la calva de cura, Enrique, pero el pelo se te está poniendo de un gris precioso … lástima esa barriga que rompe todo el encanto de tu figura”. ¿Y eso a que viene, Pepa? – le pregunto yo  – y Pepa me responde: “Es que ayer noche tuve un tropiezo con mi marido por lo mismo … se me está haciendo intelectual y le da por dejarse el pelo y la barriga a lo poeta trasnochado a la vez que me dice cosas muy raras”.

Me voy a la Panadería y una señora, mucho más mayor que yo, (igual serÍa de mi edad pero …), justo al entrar y al verme con mi gayato haciendo el salto de la rana para superar el escalón de acceso, me dice: Pase, pase, señor, que ya tiene usted bastante con lo suyo.

Hay días en que me gustaría ser invisible, seguro, pero hay otros, la mayoría, en los que me basta con saber que cabalgo, es decir, saber que existo … todo un regalo y una gran suerte ¿Verdad?

 

enriquetarragófreixes

Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vivir … toda una suerte

  1. Stella dijo:

    Lo de la pelada a lo cura, a lo poeta, y el gris platinado, vaya y pase. Ahora eso de hacerte invisible, déjalo para otros, que bastante empujan los jóvenes para que lo seamos.
    Creo que hice un trabalenguas, espero que me entiendas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s