Autosatisfacción inmaterial … ¿Una necesidad irrenunciable?

 6bfe689b8833d04e3a8abf4e760e9203-753227
Fotografía de Henry Cartier-Bresson
11 febrero 2016
 .
“El cuenco o el huequito en el pavimento se convierte en un acantilado; la altura de los bordillos se convierten en muros y cualquier escalera en una escalada; los coches aparcados en los “cebras” son, descaradamente, una plaga; los ciclistas por el paseo de la Playa actúan como terroristas y la prima de Juan, que ejerce de señora de compañía en Algeciras, le ha dicho que se viene a vivir con él.   Las cosas del día a día suelen ser difíciles pero agudizar los sentidos para no tropezar o el “déjate ya de coquetería absurdas y cómprate una cachava”; descubrir que ante cualquier escalera siempre hay o es posible que haya, una rampa; que al terror del coche mal aparcado en los “cebras”, siempre hay un paso libre en la siguiente esquina; y que los ciclistas son una maldición soportable, es algo, todo ello, que debemos asumir sin derrotismos exacerbados.  Otra cosa es afrontar lo que se viene encima a Juan con lo de su prima de Algeciras.”
Acudir a una charla matinal, de esas que te toca contar o lanzar una proclama positivista, ante un público incrédulo, hundidos en el dolor, en la soledad y muchas otras demasiadas veces en el olvido del mundo social, laboral y familiar, es todo un reto. Mucho más si en ello debes poner entusiasmo, convencimiento y dicción aprendida en los muchos años haciéndolo ante un público aunque más pragmático igual de necesitado de ánimo que el de hoy.  ….
Lo mejor ha sido al final de la charla y tras el obligado clamor de las palmas del final de la fiesta, cuando uno de los asistentes, cara roja, nariz roja, ojos rojos y bufanda roja, me dice, cachava en mano y voz carajillera: “Lo que más me gusta de tus charlas, Enrique, es que lo  cuentas como si te lo creyeras. Tú aún podrías ser lo que quisieras”. Y mi nuevo e inesperado “admirador”, se ha marchado con paso vacilante hacia la barra de la Loli y yo, con cara de satisfacción indisimulada, administraba mi autocomplacido ego, repartiendo los consabidos y protocolarios  “hastaluegos” a mis veteranos conferenciados a la vez que intentaba hacerme comprender el cómo y el porqué de esa inexplicable, pero tan necesaria satisfacción. ¿¿??
 ´.
Enviado desde Samsung Galaxy S6 +
Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Autosatisfacción inmaterial … ¿Una necesidad irrenunciable?

  1. Es que si uno no está convencido de lo que dice mal puede revertirlo a los demás, salvo un cinismo superlativo cosa que en ti no me cuadraría. Daría algo por asistir a una de esas charlas, aparte de instructivo sería enriquecedor, seguro. No me extraña la admiración de tus conferencia dos. Buena tarde.

    Le gusta a 1 persona

    • etarrago dijo:

      Ay, ecdm, con tanta falsedad como la hay por donque quiera que vamos ya no nos creemos a nadie, pero hay cosas que se tienen que creer cuando lo dice alguien sincero o alguien que está algo, poco, o muy loco. En mi caso, valen todos esos, amiga.
      Ah, para poder asistir a las charlas solo tienes que cerrar los ojos y sentarte en la mesa de ahi delante a la derecha … pídete un café, es lo mejor de la casa.
      Feliz noche

      Le gusta a 1 persona

  2. marinside dijo:

    Yo estoy de acuerdo con tu nuevo admirador Enrique, con esa habilidad tan maravillosa que tienes de narrar, transformando las dificultades en oportunidades, sigues teniendo la capacidad de ser lo que tú quieras. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  3. Stella dijo:

    Esa manera ágil, divertida observando con sutil ironía, lo que sucede a tu alrededor y lo mucho que te cuentan, logras tantos admiradores Enrique, que uno más ya ni asombra.
    Un abrazo de fin de viernes.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s