Prescindibles … pero no, según

19 noviembre 2015
 .
Juan estaba muy feliz esta madrugada porque a sus 72 ha comprado un súper smartphone, un iPhone 6 S, y le han admitido un pago en 48 mensualidades sin ninguna garantía adicional, solo un número de C/C. Ante la cara de sorpresa de todos, Juan nos dice: “Habrán pensado que tengo toda una vida por delante“. Leonor le aclara nuestros gestos con un … “¿Para qué quieres tú un iPhone a tu edad?”. Más tarde es Leonor la que nos aclara las cosas sin que sepa que lo está haciendo, cuando nos cuenta que su hijo y su nuera, con los niños,  se van a pasar las navidades a Canarias y que no podrán llevarla con ellos, cómo hacen otros años cuando se trata de llevarla en el coche a Salamanca a la casa del pueblo y eso es casi gratis. Pero, ah, eso sí, le han dicho, en tono muy cariñoso y hasta romántico,  si podrían recibir un adelanto de la herencia pues ahora con los gastos del Colegio y las clases extras y … el viaje, claro,  necesitaban un empujón  … “¿Qué son para ti cuatro mil euros de nada, mamá?
 .
Unas veces es la telefónica de turno y otras son las gentes más cercanas, pero unas el amor comercial del empresariado salvaje y otras el incomparable amor filial, hacen que los mayores, nuestro mayores de hoy, por una u otra razón, se hayan convertido en prescindibles para casi todo pero tan adorablemente necesarios, también, para casi todo lo demás, especialmente para lo más tangible y pagano.
 .
Por tanto hagamos aquí un sabio reconocimiento expreso y manifestemos el necesario respeto para esa generación que ha sido esclava para el cuidado de sus ancestros y que ahora lo es de casi todos los que vienen. Un inmenso logro y todo un extraño e inesperado, honor.
 .
Enviado desde Note 4
 
Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Prescindibles … pero no, según

  1. Si en los tiempos que corren no estuviesen ahí nuestros mayores la crisis para algunos se multiplicaría, pero desgraciadamente muchas veces son el comodín de “usar y dejar”. Triste y desolador. Buena tarde.

    Le gusta a 1 persona

  2. icástico dijo:

    A ver, estos temas me enternecen y me encabronan a la par. He conocido ancianos que han repartiendo poco a poco, en vida, la herencia a sus hijos y llegan al nicho con lo puesto, la pensión y para todo lo demás…hijos tengo que me mantengan, qué menos, de esta forma han evitado que se pasen media vida deseando que mueran los viejos, será porque no ha habido amor suficiente u otro cemento.

    Le gusta a 1 persona

    • etarrago dijo:

      Ay, icástico, tenía un vecino, que ya murió, que puso su casa a nombre de su hijo porque así no tendría que pagar la herencia. El vivía en la casa, oficialmente, mediando un falso contrato de arrendamiento. Pasó que el hijo quebró y el Banco embargó la casa. Tuvimos que salvarle la vida los vecinos al tener que declarar ante el juez que el contrato no era un bulo ni un montaje fiscal. El hombre estuvo diez años pagando fielmente sus 400 € de alquiler que iban al Banco, claro. El hijo levantó cabeza, pero no pudo ayudar a pagarle el alquiler al padre, nunca,
      En fin … es sábado y mañana es día de nietos … vivamos la vida como nos dejen vivirla … y a tope, mientras podamos,
      Un abrazo

      Me gusta

  3. Stella dijo:

    Te había escrito un largo comentario, sobre América del Sur, y lo acostumbrados que estamos a las crisis, y se me borró. Estoy muy atrasada, con máquina nueva que apenas entiendo.
    Ahora solamente te digo, y perdona el orgullo que puedas leer en mis palabras….Eduqué de tal manera a mis hijos, y ellos a mis nietos, que no necesitan nada…saben nadar en mar abierto, porque mi marido y yo educamos con el sacrificio como ejemplo…
    Me siento privilegiada, como tú lo eres…
    Qué bien escrito está éste post.!
    Un abrazo desde el sur…

    Le gusta a 1 persona

    • etarrago dijo:

      Gracias Stella, yo con mis achaques también ando algo descolgado.
      Animo con la praxis de ese nueva computadora y me alegro y me alegra saberte feliz, saberte privilegiada.
      Un abrazo muy fuerte desde el mediterráneo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s