Deseos de venganza …

20 octubre 2014
 
Pasear por La Huerta de madrugada es algo inigualable,  es una más de ese millón de cosas por hacer que el día ofrece a todos aquellos que las quieran buscar. Hoy, tras una larga semana de Fiestas Patronales,  los ánimos del “equipo del comando de la felicidad” volvía a su estado más cruel – “Las Fiestas han estado muy bien, pero la gente no gasta un duro y, además,  mira … al Bar de Manuel le han roto la persiana de madrugada para robarle el tabaco, al de los electrodomésticos le han roto las lunas y a la Farmacia le han dejado una gran cagada de regalo en la puerta a la vez que han intentado forzársela”. – “No sé,  da la impresión que la desesperación y el sin futuro se ha apoderado de la mayoría y solo tienen o tenemos, deseos de venganza”. Otros lo descargan en la política … y en La Pantoja: “Pobre mujer, ella Sí, claro, y ese montón de golfos imputados por miles de delitos de corrupción y connivencia, siguen en la calle riéndose de nosotros. Los de Podemos, Enrique,  ofrecen lo que todos queremos … venganza, queremos echarlos a todos, queremos que vayan a la cárcel,  queremos tener futuro”.
 
Insatisfacción,  venganza, desencanto, falta de objetivos y, especialmente,  el victimismo, se está imponiendo en la forma de vida de la población de a pié.  Pero yo, saliéndome del patrón de este desastroso lunes me he pasado por la acera de la casa donde vive Manuela, esa enorme señora de La Huerta que a sus 92 es todo un libro abierto de psicología contra el desencanto. – “Enrique, me alegra verte, acho*, me recuerdas tanto a mi Julio …“. Y Manuela, que es viuda desde hace treinta años,  me habló, desde esa antigua casa, de esa antigua calle, de ese antiguo pueblo, de la vida, de lo bonita que es, y lo hace mientras me muestra una foto, en marco de plata ennegrecida, con Julio y ella ante el altar, me habla de sus hijos, de sus nietos y de él,  de su Julio, de lo felices que fueron y de lo mucho que le dio y se dieron. Manuela es una fuente de vida, es una muestra viva de esa humanidad que algún día fue y que algún día volverá. “Manuela; sabes que te quiero … volveré,  lo necesito
 
*: Exclamación propia de la jerga murciana más popular.
.
.

 

Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Deseos de venganza …

  1. Javi-k dijo:

    Hay que rodearse de gente positiva, Enrique. Las personas así son las que le dan a uno ánimos y energía para despachar la semana.

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    Le gusta a 2 personas

  2. salvela dijo:

    ¿La foto es de una calle de Valencia?

    Le gusta a 1 persona

  3. Qué bonito Enrique…..cuánta riqueza os dais mútuamente y eso es algo que hay que cuidar. Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • etarrago dijo:

      Me encanta lo viejo, lo antiguo, todo lo que se pueda conservar me apasiona, Cristina. Haciendo fotos parece como si quisiera guardar la extensa historia que guardan esos viejos edificios y esas enormes personas, como Manuela. Una lección de vida me da cada vez que la veo y las veo. A veces además de con Manuela, hablo con ellas, con las paredes.

      Le gusta a 1 persona

  4. Mi querido Enrique ¡Bienvenido de regreso!
    Gran filosofía en tu post, como siempre, me gusta que al final haya optimismo y cosas buenas.
    Abrazos de luz intensa para ti y también para Manuela.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s