Felicidad, esa extraña y difícil compañera

28 abril 2014
 
Dicen que la felicidad, (en su máxima esencia), no es plena en la especie humana, es algo inimaginable entre bichos racionales, (que pudiera parecer lo mismo), y que no se da con frecuencia en el timing de cualquiera de nosotros, (los humanos con aspiraciones etéreas), en modo bucle. Un día,  hace ya algunos años,  tuve una intuición sobre donde podría lograrla. Lo medité,  lo retuve y no hace muchos empecé a aplicarlo. Descubrí que ese lugar, siempre,  lo había tenido cerca, muy cerca y en eso estoy y en contárselo a quien, aún,  no lo sepa. Nunca es tarde para intentarlo. No lo olvidéis. 
 
 
Enviado de Samsung Mobile Note III
 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es


Quizás también le interese:


Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Felicidad, esa extraña y difícil compañera

  1. hljorge dijo:

    Su compañera no debe estar muy feliz con este post.
    ¿”La Felicidad”? Si busca por ese camino le recomiendo al enfermito Platón.
    No se me ponga abstracto, Don etarrago.

    Me gusta

    • etarrago dijo:

      Sabes, amigo hljorge, que te aprecio de forma virtual y electrónica, por eso te explicaré, a modo de eejemplo explicativo, que Cervantes cuando escribió el Quijote no, necesariamente, tuvo que vivirlo en sus propias carnes para contarlo. A mi, salvando las diferencias con mi admirado Don Miguel, me pasa lo mismo.

      Me gusta

    • hljorge dijo:

      Su ego lo desborda. Debería priorizar el que mantenga mi opinión.

      Me gusta

      • etarrago dijo:

        Perdí el ego, hljorge, cuando cumplí los 56. Dejé el mando y me retiré a meditar y, claro, a cuidarme. Nueve años después, sigo igual.
        Por cierto, mantenerse en las propias opiniones, cuando uno cree que no son equivocadas tiene un gran mérito, todo lo contrario si esa presunción resulta, finalmente, equivocada.

        Me gusta

      • hljorge dijo:

        Para meditar le recomiendo Tibet. Por allá debe estar soleado y cálido ahora. Lleve algo de ropa de abrigo por las dudas.
        Maestro: ¿Cómo distingo si tengo convicciones firmes o soy un bocón ignorante?

        Me gusta

      • etarrago dijo:

        Solo la cruel realidad te lo hace saber en su momento, hljorge. De antemano nunca se sabe.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s