Confesando con mi memoria

Cohonesto, hoy, en estado puro
18 abril 2014
 
Hablando con Cohonesto,  le contaba que por fin confesé con mi memoria, esa parte de la memoria que guarda las cosas que se hicieron bien. Confesé que curiosa, aunque sabidamente,  cada día que pasa camino de los 100, más y más, me acuerdo de las cosas que me contaba mi abuelo, de las procesiones del Jueves Santo con romanos y su plumífero,  de las noches en vela de mi Madre esperando que llegará el último de sus hijos, de los cantos gregorianos retumbones de mi querida Catedral de Santa María del Mar, de las matinales en el Cinerama de los 50 en el Paralelo barcelonés y de las lámparas de carburo que iluminaban nuestros nocturnos paseos en El Alou del Lluçanés. Me confieso y confieso que, entonces, cuando era un niño, ya era feliz. No es un brindis al sol, es lo que siento aunque, a veces, parezca,  como veo en muchos, que sea lo que quiero creer.
 
Enviado de Samsung Mobile Note III



 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
http://vozme.com/text2v
oice.php?lang=es


Quizás también le interese:
Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s