Amas a tu cuerpo?


20 febrero 2014

Sentía necesidad de correr, de saltar, de participar, de ganar. Con 9 años ya jugaba en los infantiles de la Damm y con 15 en los previos de los partidos grandes de la época en el Campo del Sans, del Hospitalet o del Europa. Con 17 apuntaba maneras pero mis piernas empezaban a quejarse sin que nadie se diera cuenta. Torpe, lento, pero siempre deporte, hasta los 40 que fue mi punto de inflexión. Poco a poco la realidad y ella, mi querida DFEH, se iba manifestando, sin crueldad pero pacientemente, y año tras año se fue instalando hasta que se convirtió en compañera inseparable. Ella me ha enseñado los valores que quizás, algún día, había olvidado, pero, no obstante, de modo casi obsceno, supo sacar lo mejor de mi. Cuando veo a tantas y tantas personas que viven por y para su cuerpo, por mantener un cuerpo sano, sin estupideces narcisistas de por medio, nace en mi un sentimiento de admiración. Los veo bailar, cuidarse y sentirse admirados por ello es algo que me gusta en ellos. Lo peor es cuando otros me preguntan, sin saber nada de mi, y sin saber nada de mi estado o el de otros muchos …¿Enrique, puedes vivir con ese cuerpo orondo?, … mi respuesta, hoy, será siempre la misma, eso sí, en un acto cachondo y generoso por no mandarlos a tierras poco conocidas : “Amo mi cuerpo,  es el que tengo y llegar hasta aquí me ha enseñado mucho, más que cualquier otra razón de vida pudiera haberlo hecho“. Claro que una respuesta así, según el gesto de cara y tono de voz con que lo sentencies puede sonarles a cuerno quemado. Hay que ir con cuidado.

Concluiré estas lágrimas secas manifestando que admiro a todos aquellos que hacen cuanto pueden por ser capaces de mantenerse  con la mente y el cuerpo sano, los que luchan por no abandonarse al hastío del ocio pasivo y, especialmente por los que no se rinden nunca por muy difíciles que sean sus condiciones de vida.

N: Vaya esta bloguería en reconocimiento a todos esos compañeros de sala de espera de Neurología del HLF, a los que tanto debo por su valor, integridad, ejemplo y apoyo.
 
Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s