La ejemplaridad para un niño

05 febrero 2014

Me resisto o me da miedo, no sé,  a que el calendario no respete mi intimidad. Yo creía estar, aún,  en el 72, (cuando me casé), y el dichoso enemigo,  el calendario,  me recuerda, siempre, cual una enorme canción de Milanés,  que el tiempo pasa. Nada que oponer,  solo dame tiempo, implacable,  todo el que dispongas para seguir demostrándoselo.

Mi nieto, no hace mucho, le decía, con su ingenuidad, … “Avia: Te vas a morir” – Y ella le contestó: “Nunca para ti, ya lo verás. Tu avi y yo nos iremos a vivir a una nube blanca que estará siempre ahí,  sí, apoyando y admirando todo aquello que quieras sentir. Bastará con que alces tus ojos al cielo y lo desees. Allí estaremos”

Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s