Un amigo

 

09 septiembre 2013     –      2016

 

Quique es de esos amigos que se adquieren,  sí o sí, cuando te mueves o movías, en el mundo de la Promoción Inmobiliaria de los 90. Jean, que sigue siendo a sus cincuenta y muchos, el mas guapo elegante y delgado de la clase, va y me dice al oído:

A eso llamas tú tener amigos

 

– Verás, “amigo” Jean, no, necesariamente, porque trates a un conocido como a un amigo, tiene que serlo, ni tampoco todo lo contrario. Hay gente que a eso le llaman, simplemente, cortesía.

.
Y Jean, con cara de mala leche, me dice:

-No, Enrique, hay quien no merece ninguna cortesía.

Al parecer, hay quien se come un pescado y se le atraviesa una espina  en la garganta y al poco se la quitan. Los hay que la llevan ahí toda la vida ¿Cómo puede llevarse un rencor durante tantos y tantos, años sin que afecte al comportamiento? – No lo sé, pero, al parecer, y basta, tan solo, con hacer un sincero acto de contrición para descubrirlo, todos tenemos un pequeño  rincón para esos resentimientos. ¿Verdad, Enrique? me dice Jean. ¿Te acuerdas de …?
 
Cosas que veo y dejan verse, en las cafetulias de mis amores. Sin ellas nada seria igual, ni siquiera el gen de mis amigos de verbena.
 

Enviado de Samsung NOTE II

enriquetarragófreixes

 

Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s