Olvido, el país del olvido

Fotografía de Cristina García Rodero

28 julio 2013      –       28 julio 2016

Sales a la calle y sin darte cuenta actúas como si fuera un día normal y no, no es el caso, hoy es domingo. Antonio te mira y te hace cara de pregunta: ¿Qué conyo haces aquí hoy, Enrique? – No sabes que decir, lo de ponerte los calcetines ya no es, al parecer, el principal problema – No, Antonio, es que pasaba por aquí y me he ido a ver a Cohonesto. Sigues, aparcas frente a la tienda de La Primitiva y no te acuerdas de que hoy no hay que hacerla. Vas a la cafetulia y solo quedan, hoy, allí, los espaldas mojadas, jubilados sin hogar y los que tienen la familia en Londres o en el olvido, que es ese lugar donde viven algunos a los que, nunca,  nadie sabrá por qué los mandaron allí. Hasta la Loli te pregunta; ¿Y eso, Enrique? – Nada, Loli, he venido por las verduras y me he pensado que era un día normal. Hoy es domingo y yo tengo mucho que hacer, si, en un rato se me inunda la vida de enanos y yo, sin poder evitarlo, me acuerdo de los que viven en ese lugar, si, en el Olvido, y porque todos, me refiero a todos, hagamos un análisis de nuestra agenda, para saber a quien tenemos allí sin que hayamos sido capaces de saberlo.

 


enriquetarragófreixes

 

 

Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s