Las Rebajas del Presi, y de otros, no son para tanto

01 julio 2010   –   01 julio 2016

Salir a tus cosas y encontrarte en el Corty de Churruca con el Presi Ripoll inaugurando no se qué feria gastronómica, no tendría mayor importancia si no fuera porque atendiendo a la dichosa inauguración iban con él como unos veinte asesores y secretarios dorándole la píldora y recogiéndole las babas al queridísmo y ejemplarizante Presi de nuestra aún mas ilustre y querida Diputación Provincial, asesores que, como se puede entender, son los miembros del staff del “Ilustre Arquitecto venido a Político” y que para nada constituye concepto de gasto a suprimir, por mucha crisis que tengamos. A mi me ha dado tiempo a comer con mi amigo Ricardo en la Cafetería del SS y ellos aún estaban allí degustando de todo. “Veintiséis sueldos ociosos y pagando yo”, decía un viejo, reviejo, con cara de viejo Republicano que no podía pasar hacia el Parking pues los asesores y empleados del Corty, que se habían apostado a oír el rollazo de apertura del PRESI, no se movían ni padiós. Eran una piña, encorbatados, pijos y hasta guaperas, ellos, pero ellas no se quedaban atrás, llevaban su bolso Loewe y algunas hasta sus medias claritas, luciendo todos, ellos y ellas,  un moreno pijo de envidia.

El contraste se daba un poco más allá, veías como la gente se daba de “hostias” por un café colombiano que regalaban a los que pasaban, mientras nuestros veintiséis se estaban poniendo “moraos” de todo los que los ilustres dirigentes del Corty les presentaban como si fuera el mismo Ritz, el lugar, y el mismo Obama, el Presi.
 
Un poco más allá, la gente se daba empujones para comprar lo que fuera que, como siempre hace el Corty, parece que te regalen en rebajas productos que nunca antes habías visto. Crisis sí, pero todos de compras. “Será que está todo el mundo parado, Enrique” – Lo que pasará es que a lo mejor lo que no tenemos muy claro es el concepto de productividad, esfuerzo, consumo moderado, ahorro, guardar para mañana y otros valores que ya son, con casi toda seguridad, valores del siglo pasado, o de los años 20, pero del XXI, que todo se andará.
Pero la voz de mi conciencia me rescata de mi arrebato guerrero y rebelde: “Pero de que te quejas, Enrique, si eso lo hacen todos. Si eso lo estuviera haciendo tu querida Alcaldesa, estarías babeando como todos y hasta le pedirías un autógrafo y/o una foto, que te conozco”.
Hace poco ya me lo dijo alguien: “Enrique, todo es del color según el del cristal con que lo miras” y yo, aunque me cueste reconocerlo, admitiré que debe ser cierto, pues odio a la Argentina de Messi y amo al Barça de Messi. ¿Eso como se come? – Pero bueno, y como compensación, me alegra saber que soy capaz de reírme de mi mismo dándome cuenta de ello al ver que se partía de risa un buen  amigo, ayer noche, cuando le conté un chiste de catalanes que aquí dejo para regocijo de los antimontilleros:
.
.

Un judío le dice a su amigo catalán:

JUDIO– Tengo un truco para comer gratis

CATALÁN– Fantástico, cuéntame como haces.

JUDIO– Voy al restaurante, bastante tarde, pido un entrante, plato principal, quesos, postre y me tomo todo mi tiempo para tomarme un café, un Coñac y un buen puro y espero a que cierren. Como y ni me muevo, cuando ya levantaron todas las mesas, dieron vuelta las sillas sobre las mesas para barrer, viene el mozo a preguntarme si le puedo ir pagando porque ya se van, entonces le respondo: “Pero si ya le pagué a su colega que se fue antes”. Es así de simple.

El catalán entonces le dice:

CATALÁN – Qué genial, ¿probamos juntos mañana?

JUDIO – Bien, le contesta el judío.

La noche siguiente los dos compadres van al restaurant: entrada, plato principal, quesos, postre, etc.

Llega el momento de cerrar, se acerca el camarero, les pregunta si les puede cobrar y el judio le dice:

JUDIO – Lo siento, pero ya le pagamos a tu colega que ya se fue.
      Y el catalán agrega:

CATALÁNEstamos desde hace rato esperando el cambio, ¿sabe? ….

Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las Rebajas del Presi, y de otros, no son para tanto

  1. argy dijo:

    >Has tocado mi punto débil,,,lo sabes, jajaYa sabes como se las gasta el "arquitecto venido a Politico",,,lo suyo son grandes eventos y acontencimientos.P.D. Aclaro, lo suyo y los de toda la "reata" que lleva

    Me gusta

  2. >El caso, argy, es que mi querida acompañante me dice: "Pues no es tan alto, pero será que va siempre con la cabeza muy, muy alta, como lo que es".

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s